Browsing Category

Noticias

Noticias,

Una plaga de moscas tiene en jaque a dos barrios

Una plaga de moscas sin precedentes tiene en jaque a dos barrios de La Orotava

Están en la comida, en el techo, en el suelo, ni siquiera se van por la noche. No hay un solo lugar de la casa que esté sin moscas, cuenta desesperada una vecina de La Luz. Este barrio de La Orotava y el de Las Candias llevan 14 días sufriendo una insoportable invasión de moscas que impide a sus habitantes desarrollar con normalidad su vida diaria.

Desde entonces, tienen las puertas y las ventanas “herméticamente cerradas” para poder cocinar y asearse, y sobre todo, echando mucho insecticida con los problemas de salud añadidos que conlleva. Apenas pueden respirar y aún así, dicen, no consiguen deshacerse de estos molestos insectos, que se meten en las viviendas pero que también están fuera, en la calle.

Están desesperados porque además, el espray no surte el efecto esperado sino todo lo contrario, “en lugar de matarlas, las engorda”, ironiza otro vecino, quien añade que en su casa ya han gastado cinco botes y aún así, no consiguen erradicar los insectos.

Algunos afectados indican que hablaron varias veces con la Policía Local y aunque le comentaron que “se sabía de dónde venía el foco”, no lo han solucionado.

Hace unos cuatro años la población de estos barrios sufrió un problema similar pero no con la magnitud que tiene en la actualidad

Otra vecina que prefiere no dar su nombre, apunta que las primeras viviendas que sufrieron esta “especie de plaga” fueron unas adosadas en Las Candias, “justo al lado del parque”. Según ella, varios propietarios presentaron la primera queja, a la que después se sucedieron otras reclamaciones.

En su caso, confirma que la Policía acudió al lugar y les pidió paciencia mientras se investigaba cuál podía ser el origen, pero éste ha ido en aumento y siguen en la misma situación. “Es imposible vivir así”, se lamenta.

De acuerdo con la información que trasladan a este periódico parte de los vecinos, “podría deberse al estiércol que tiró un vecino”, pero no tienen pruebas. “Hay personas que vieron camiones, pero nada más”, manifiestan.

Investigación

La concejal de Sanidad de La Orotava, María Eugenia Mesa, explica que tras investigar lo sucedido por parte del perito agrícola, se pudo constatar que un agricultor de la zona tiró abono en su parcela pero “utilizó uno que está permitido e incluso es el menos dañino, y la actividad no se puede prohibir porque es suelo agrícola”. Aún así, añade, se habló con él para que haga uso de un manual de buenas prácticas.

No obstante, la edil aclara que “no se confirmó en su totalidad que ese fuera el foco del problema, porque la empresa que lleva el control de las plagas en el municipio le trasladó que los cambios climatológicos de los últimos días también pudieron influir”. Por eso, el Ayuntamiento continúa trabajando y haciendo un seguimiento en la zona.

Mientras tanto, los vecinos esperan que pronto se solucione para terminar con “este sinvivir” y volver a la normalidad.

Fuente: http://diariodeavisos.elespanol.com

Noticias,

El hongo que amenaza el trigo mundial

El hongo que amenaza el trigo mundial

La Organización de las Naciones Unidas ha establecido un plan a nivel global para luchar contra una plaga que amenaza este cereal, crucial para la alimentación del ser humano.

Durante casi cuatro décadas los agricultores de medio mundo habían conseguido controlar a una familia de hongos que destruía sistemáticamente las cosechas de trigo. Sin embargo, a principios de siglo apareció una nueva cepa en África que terminaría provocando una epidemia en Etiopía, Oriente Medio y Asia Central en 2010. Un año después, otra raza de hongos entró en Europa y causó alarma entre los agricultores que, a día de hoy, no han conseguido controlarla. Desde entonces, una red de instituciones científicas a nivel global lucha contra esta enfermedad letal, conocida como la roya.

“En condiciones favorables, hasta el 80% o más del rendimiento de un campesino puede perderse debido a las infecciones de roya, por lo que crear capacidad en los países para detectarlas y comprender mejor las formas de propagación de las distintas cepas del organismo, es crucial para prevenir epidemias y limitar las pérdidas”. Las palabras de Fazil Dusunceli, Oficial de Protección Vegetal de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés), hacen referencia a los últimos intentos de esta organización por contener la amenaza.

El nuevo proyecto de la FAO es parte de un conjunto más amplio de acciones enmarcadas en una iniciativa global en la que intervienen varios de centros de investigación, entre los que destacan el Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT) y el Centro de Referencia Mundial sobre la Roya de la Universidad de Aarhus (Dinamarca). Su objetivo es reducir la vulnerabilidad del mundo a las tres principales variedades de roya del trigo: la roya negra o del tallo, la amarilla y la parda o de la hoja.

UNA SITUACIÓN “CRÍTICA”

“Las royas del trigo son las enfermedades más perjudiciales para el trigo a nivel mundial y el control efectivo de las tres es crítico para evitar el desabastecimiento”, explica a EL ESPAÑOL Ravi P. Singh, uno de los responsables del CIMMYT. Este investigador de origen indio lleva más de dos décadas estudiando estas familias de hongos y su trabajo, centrado en la creación de nuevas variedades resistentes, ha conseguido mantener bajo control a la roya en todo el mundo. Sin embargo, “la situación cambió con la detección de la raza Ug99 en el este de África a finales de la década de los 90”, explica Singh.

Fuente: http://www.elespanol.com

Noticias,

La asesina de abejas que viene para quedarse

La asesina de abejas que viene para quedarse

Llega la primavera y saltan las alarmas para prevenir la proliferación de la avispa asiática, una nueva amenaza para las colmenas.

Con la primavera vuelve a despertar la “asesina”. El apelativo no es muy cariñoso, pero sí mucho más popular que su nombre científico, Vespa velutina nigrithorax, sobre todo si eres apicultor y temes por tu negocio, ya que su principal alimento son las abejas.

La avispa asiática, como también se la llama aludiendo a su procedencia, se detectó por primera vez en Europa hace 11 años en el suroeste de Francia. Probablemente, viajó junto con mercancías chinas y desde entonces no ha parado de colonizar su particular Nuevo Mundo. En 2010 apareció en la costa vasca y ya se ha extendido por todo el país galo, el norte de España y Portugal.

En rigor científico es un avispón, convertido en “una especie invasora de éxito porque se ha encontrado en un entorno propicio y sin predadores. Ha venido para quedarse, como otras muchas plagas”, explica a EL ESPAÑOL Antonio Gómez Pajuelo, biólogo y consultor apícola.

Frente a las especies europeas, sorprende por su mayor tamaño y capacidad de proliferación. Cada nido puede llegar a tener entre 1.200 y 1.800 avispas en la época de máxima actividad, cuatro veces más que los de las avispas comunes.

El mapa actual muestra que en la península ibérica su presencia aún se reduce al norte y, según los expertos, es probable que siga siendo así porque su hábitat ideal es el de grandes bosques y humedad. Las reinas hibernan en cortezas de árboles o rocas y cuando llega el buen tiempo se activan. Entonces, construyen nidos de celulosa que fabrican masticando hojas y que pueden llegar a medir cerca de un metro, casi siempre colocados en árboles a gran altura.

En estos días llega la época de poner trampas para capturar a las reinas y evitar que formen los nidos. En Galicia están en ello y la Universidad de Vigo aprovecha para estudiar cuáles son las mejores formas de capturarlas, porque hay para todos los gustos, desde las comerciales hasta las caseras fabricadas con una botella de plástico. La idea es la misma: un líquido atrayente llama su atención y una vez dentro del recipiente ya no pueden salir.

En esta comunidad se han colocado 7.000 trampas, únicamente de forma experimental, porque es una cantidad insignificante si se piensa que hay 120.000 colmenas pertenecientes a 3.500 apicultores, explica Jesús Asorey, presidente de la Asociación Galega de Apicultura.

El problema es que la avispa asiática no es el único insecto que cae en el engaño y la situación de los ecosistemas no está como para que el ser humano se pueda permitir el lujo de eliminar polinizadores indiscriminadamente. Por eso, los investigadores buscan una feromona específica que sólo atraiga a Vespa velutina.

UN CABALLO DE TROYA EN LOS NIDOS

Sin esta labor de prevención, se formarán los nidos y la cosa se complica, sobre todo porque es muy difícil localizarlos. En este fase la ciencia también podría ayudar, no a dar con ellos, sino favoreciendo una autodestrucción con armas biológicas y en plan caballo de Troya.

Las avispas llevan continuamente alimento para sus crías -las abejas pueden constituir entre un 45 y un 80% de su dieta, pero también capturan arañas, mariposas, moscas, libélulas, orugas y otros animales-, así que los investigadores estudian la posibilidad de infectarlos con bacterias y hongos que, una vez en el nido, matasen a sus inquilinas.

A pesar de todas estas ideas, los expertos coinciden en que es imposible erradicar a la invasora, pero aspiran a “mantener un nivel bajo” que no haga más daño a las colmenas, que en los últimos años no dejan de acumular desgracias: los pesticidas comunes contribuyen a la desorientación de las abejas, un ácaro del género Varroa las mata y el cambio climático ya comienza a influir en sus comportamientos, según ha comprobado Jesús Asorey en un invierno tan extraordinariamente cálido como el que acaba de pasar.

Fuente: http://www.elespanol.com

Noticias,

Ciencia para controlar una plaga bíblica

Ciencia para controlar una plaga bíblica

Un brote de langostas en la península arábiga amenaza a los países de la región. En España la presencia de este insecto es habitual desde hace siglos y los científicos planean controlarlo con sus propias feromonas.

Desde principios de 2015, los yemeníes viven sumidos en una guerra civil que, de momento, no parece que vaya a resolverse. El gobierno de Abd Rabbuh Mansur al-Hadi fue desalojado del parlamento por un golpe de Estado de los hutíes y los afines al anterior presidente. Además de estos dos bandos, Al-Qaeda en la península arábiga y el Dáesh de Irak y Levante también participan en el conflicto.

Favorecidos por esta situación de inseguridad y desgobierno, un numeroso grupo de insectos amenaza con convertirse en un enemigo más para la población: las langostas del desierto. Las lluvias torrenciales que azotaron la costa sur del país en noviembre del año pasado como consecuencia de dos ciclones crearon el caldo de cultivo ideal para que la cría se multiplicara por veinte en solo tres meses.

“La situación ha empeorado por las abundantes lluvias de abril, y se ha extendido la puesta de huevos y su eclosión, surgiendo pequeños grupos de langostas jóvenes y bandas”, explica a EL ESPAÑOL Keith Cressman, experto de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en prevención de plagas de langosta.

Lo peor parece que está por llegar. En este mes de mayo, el resto de crías empezarán a salir de sus huevos y se agruparán en el interior de Yemen en una gran banda, que se desplazará por el suelo hasta que a los insectos les crezcan las alas para volar formando nubes. “Será muy difícil detectar todas las zonas infectadas y es muy poco probable que se puedan controlar en su totalidad”, reconoce Cressman. Los expertos calculan que se desarrollarán nuevos enjambres en junio, pero todo depende de las lluvias que caigan en estos dos meses.